Mordedura de víbora: detección, tratamiento y prevención

La víbora es la única serpiente venenosa que habita en la Península. Su mordedura rara vez es mortal (se estiman unas 3/5 muertes al año en España), pero sí puede resultar grave en algunos casos.

A continuación, lo esencial que debes saber sobre prevención y tratamiento de la mordedura de víbora

Las víboras son serpientes venenosas que inoculan su veneno a través de dos colmillos situados en el maxilar superior. En España distinguimos tres tipos de víboras:

  •  Vipera aspis. Habita en el Pirineo y pre-Pirineo. Tiene una longitud de 60/85 cm. La cabeza es ancha y triangular. Las escamas del cuerpo son grisáceas o amarillas, con borde negro en zigzag sobre el lomo.
  • Vipera seoanei. Longitud 45/75 cm, es muy polimórfica.
  • Vipera latastei. Es la más abundante. Tiene una longitud de 60/75 cm. De aspecto más aplanado y con el morro prominente, parece un pequeño cuerno.

¿Cómo reconocer una mordedura de víbora?

SÍNTOMAS LOCALES:

  • Aparición de dos pequeñas heridas separadas entre sí un centímetro.
  • Dolor que desaparece paulatinamente.
  • Un edema (hinchazón) es el principal signo de envenenamiento. El 30 o 40% de las mordeduras no tiene veneno (mordeduras secas). La hinchazón puede tardar hasta 6 horas en aparecer.
    Será leve si sólo se trata de un edema local; moderado, cuando afecta a todo el miembro; y severo si sobrepasa la raíz del miembro y puede difundirse a tórax y abdomen, generalizándose.
    La aparición de una reacción edematosa precoz a distancia (hinchazón que aparece en una zona distante del punto de mordedura, como la lengua, laringe o labios) es un signo de gravedad.
  • Enrojecimiento y hematomas en la piel, y ampollas llenas de sangre.

SÍNTOMAS GENERALES:

  • Trastornos digestivos (náuseas, vómitos y dolor abdominal).
  • Trastornos de la coagulación.
  • Trastornos cardiovasculares: hipotensión, taquicardia.
  • Trastornos neurológicos (vértigo, dolor de cabeza, convulsiones, agitación, obnubilación y coma en los casos graves).
    Las principales complicaciones son el shock, el edema pulmonar, la insuficiencia renal y la aparición de hemorragias.
    La muerte solo se dará en casos muy excepcionales: niños menores de 5 años, ancianos y personas debilitadas o hipersensibles al veneno.

¿Cómo tratarlas?

Retirar objetos constrictores (anillos, relojes, ropa apretada) para evitar que actúen como torniquete y aumente la inflamación.

  • La inmovilización a presión reduce la absorción del veneno neurotóxico hacia la circulación central.
  • Tratamientos como la succión, incisión, escisión, torniquetes, calor, hielo, alcohol no ofrecen ningún beneficio y pueden incluso empeorar el pronóstico.
  • El lugar de la mordedura no debe manipularse; pueden aplicarse apósitos secos.
  • La inmovilización con férulas disminuye el dolor, la inflamación y el sangrado
  • Control del dolor con paracetamol. Evitar aspirina y AINES (por ejemplo, ibuprofeno) ya que podrían empeorar el sangrado.
  • El transporte al hospital nunca debe ser retrasado por ninguna medida de primeros auxilios.

Prevención

  • Vestir prendas con protección adecuada como pantalones largos gruesos y botas altas
  • Mientras se anda, revisar el sendero y mirar bien antes de sentarse o tumbarse.
  • Al andar por zonas donde la vegetación oculte los pies, revisar el camino con un bastón.
  • No poner las manos en zonas donde puedan esconderse las serpientes, como hierba alta, debajo de piedras o troncos, en árboles o en salientes de roca.
  • No molestar a las serpientes. No atacan espontáneamente, pero si se sienten agredidas, se defienden mordiendo.
  • Usar linterna al caminar de noche y no ir descalzos.
  • En zonas donde abundan serpientes no dormir en vivacs abiertos o pobremente aislados y no poner los sacos cerca de piedras, entradas de agujeros, o basuras.
  • Comprobar los sacos, botas y otros equipos antes de usarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *