¿Lío con las cuerdas de escalada? Simple, Doble y Gemela

Cuerda de escalada

El tipo de cuerda que utilizaremos vendrá definido por varios aspectos, tipo de vía, longitud de los largos, si el descenso se realiza andando o rapelando, longitud de los rápeles, nuestra experiencia en maniobras de cuerda, etcétera. Independientemente del tipo de cuerda que llevemos, su longitud no debe ser inferior a 60 metros.

  • Simple. Si el itinerario no supera los 3 o 4 largos y los rápeles no exceden de la mitad de la cuerda.
  • Doble. El tipo más empleado en vías de escalada clásica ya que, al alternar el paso de la cuerda por los distintos anclajes, se favorece la absorción de la energía producida durante la caí da y por lo tanto reforzará su resistencia. Facilita mucho algunas maniobras y añade un plus de seguridad en terreno variado debido a la duplicidad del elemento (redundancia). Además permite asegurar a dos segundos.
  • Gemela. De uso similar a la simple pero con alguna que otra peculiaridad que debemos valorar (no valen para cordadas de tres). Respecto a la seguridad, también cumplimos el criterio de redundancia. Podemos descender en doble (según la longitud de las cuerdas) y pesan menos que las dobles debido a su menor diámetro. A pesar de todo ello su uso está poco extendido en nuestro país.