Dime cómo eres… Y te diré con quién te mereces escalar

Escalada y compañerismo

La escalada es una actividad deportiva con muchas connotaciones individualistas. No es un deporte de equipo y suele estar vinculada a un apasionamiento personal que rara vez ejercemos en otros de nuestros quehaceres.

Si no te vigilas de cerca, el entusiasmo, la consecución de objetivos y la automotivación pueden transformarte en un perfecto egoísta que manipula sus amigos o utiliza a cualquier desconocido que se cruce en su camino (y esto con Internet es mucho más fácil que antes).

Raramente encontrarás manuales, cursos o revistas que dediquen texto y tiempo a comentar la importancia de comportarnos de forma honesta con los demás y de cómo valorar si somos un buen compañero para otros.

Evalúa con sinceridad:

  • Antes de salir ¿piensas en que la zona a visitar tenga vías que interesen a todos los que vais o propones sólo lo que te conviene? ¿cedes en tu idea original o prefieres defender hasta el aburrimiento tu propuesta?
  • ¿Te preocupas de conseguir la información necesaria sobre croquis y previsión meteorológica fiable o crees que ya se ocuparán los demás?
  • Antes de subir ¿le has echado un vistazo rápido a su nudo, arnés y material para asegurarte de que no se le ha pasado ningún detalle importante? (por supuesto sin tratarle condescendientemente o como si fuera un novato kamikaze).
  • Al empezar, ¿estás continuamente pendiente del primero y te resitúas para que no le moleste la cuerda o para asegurarle mejor?, ¿te colocas suficientemente cerca de la pared y le facilitas información que pueda evitarle un contratiempo?, ¿eres capaz de abandonar tu cómoda posición sentada para situarte de pie en un hueco que permita que haya más cuerda desplegada y asegurar en la vertical del primer seguro para un mayor control de una posible caída?
  • ¿Evitas afear innecesariamente una conducta prudente en pared? (hemos escuchado gente insultando a un segundo que no quería subir sin cuerda los largos más asequibles de una clásica).
  • En una pared larga ¿te preocupas porque él lleve frontal, un chubasquero y agua o sólo te ocupas de lo tuyo?
  • En deportiva, al descolgarte ¿le preguntas a tu compañero si desea que le coloques algún alargue en un tramo expuesto o la primera chapa con la cuerda ya pasada?, ¿te aseguras de que si te metes en la vía elegida no vas molestar a otras cordadas próximas que ya están en el itinerario de al lado, tanto cuando asciendes como cuando te descuelgas o recuperas la cuerda?